Espai Colona, durante su primera etapa, fue un artist run space ubicado en la ciudad de Barcelona, España. En este período inicial, y de manera sistemática, produjo y comisarió exposiciones, seminarios y sesiones de performance en el piso en que vivían sus integrantes. Estableciéndose desde sus contextos, quienes dirigían el espacio, construyeron un programa inicial que decía relación con la apertura de espacios de exhibición, reflexión y diálogo para artistas que provenían de Latinoamérica o que tenían una estrecha relación con dicho continente.

Actualmente Espai Colona se presenta como un colectivo curatorial que desarrolla proyectos sin importar la ubicación geográfica, pero que considera fundamental el lugar en que viven sus integrantes, la isla grande del archipiélago de Chiloé.

Espai Colona, a partir de los distintos proyectos que propicia, intenta generar lazos que potencien los vínculos entre el territorio, quienes lo habitan y los elementos propios de las artes visuales que en esta relación se pudieran desprender.

Los intereses de Espai Colona se centran en la investigación respecto de la relación simbiótica que se produce entre el territorio y las personas, estableciendo un foco en las zonas grises que se producen entre los siguientes conceptos: la idea contemplativa vinculada al paisaje con un origen en las artes visuales, y por otra parte, el territorio utilizado como un medio de subsistencia por quienes lo habitan.