Captura de pantalla 2018-03-21 a la(s) 19.12.32

Leña, Maleza y Otras hierbas.

Chiloé (lugar donde Espai Colona está desarrollando sus proyectos de los próximos años) las relaciones análogas y de afecto son las que han guiado desde hace siglos los vínculos humanos. En el transcurso de tiempo que llevamos viviendo en la isla hemos percibido por distintos medios que las relaciones antes mencionadas se producen a partir de un límite difuso entre la ficción y la realidad dentro del imaginario del Chilote, en el que conviven relatos de seres extraordinarios, lo que a su vez incita a la reunión con el fin de consumar un relato y narración. Ese reunir, debido a las condiciones climáticas de la isla se suelen dar en torno a un fuego o cocina, transformándolo en un escenario ideal de estos guiones que dan rienda suelta a relatos fantásticos. Leña, el título de nuestra primera etapa de residencias, es entendido como un elemento conector entre la reunión y la colaboración, es decir, enciende la cocina donde se produce la reunión y la colaboración a propósito del relato.

La transmisión de conocimiento por medio de la oralidad, define a una sociedad que por siglos se ha desarrollado en torno a la ruralidad y las distancias, considerando que la característica principal de este mundo social en torno al archipiélago, lo que por ende condiciona las maneras de transmisión respecto de la información.

La desaparición de los métodos de economías basadas en la colaboración entre vecinos con el fin último de subsistir, son parte del imaginario con el que contamos muchos de los que estuvimos expuestos a los documentales que rondaron la televisión abierta durante los años 80´s y 90´s. Estos en la actualidad, a propósito de los cambios surgidos con la conectividad y las nuevas industrias que se han posicionado en la isla, han sido desplazados por otras formas de subsistencia, por el mero hecho, de que como nos han comentado en la recopilación de información y trabajo de campo realizado “sencillamente ya no hay gente” para realizar algunas de esas colaboraciones. Es importante mencionar iniciativas de carácter mundial como son los bancos de tiempo, quienes han ido recuperando prácticas que eran características de la isla y que además formaban parte de una economía cotidiana pero que debido a fenómenos de despoblación van en franca desaparición.
Para desarrollar estos asuntos, es que durante el año 2018 y 2019 nos enfocaremos en el proyecto titulado Leña, maleza y otras hierbas. Proyecto que desglosamos en 3 etapas tomando como nombre de cada una los elementos que componen el título inicial. La primera etapa es Leña, proyecto de residencia en el que participarán 7 artistas y agentes chilenos ligados al arte contemporáneo. Ellos realizarán una serie de residencias en el Espai Colona, en las que el punto de partida para una reflexión serán las prácticas colaborativas desde sus propios lugares como artistas y agentes, para luego contrastarlas con los sistemas de ayudas vecinales que existen en la isla, como son la Minga y el sistema de días prestados. La segunda etapa del proyecto; Maleza, invita mediante un open call, a artistas de diversas nacionalidades a pensar en el margen y el afuera, tanto desde la práctica artística, como de la realidad y experiencia vivida en un lugar que literalmente se encuentra aislado. La última etapa, a realizarse el año 2019 se titula Otras hierbas, esta se plantea desde la invitación a artistas sin una nacionalidad definida, a pensar desde la alquimia respecto del total de las etapas previas del proyecto, tomando en cuenta las investigaciones realizadas previamente por los otros artistas, considerando el afuera, la extranjeridad, la importancia de esos nuevos elementos que otorgan nuevas posibilidades a los contextos locales, como un nuevo ingrediente que interviene una antigua receta.