How to play life. Piezas y pedazos / Luis Guerra

tumblr_o6q1dk6ADv1tai9aqo6_1280

tumblr_o6q1dk6ADv1tai9aqo1_1280 tumblr_o6q1dk6ADv1tai9aqo9_1280 tumblr_o6q1dk6ADv1tai9aqo8_1280 tumblr_o6q1dk6ADv1tai9aqo10_1280

Luis Guerra: HOW TO PLAY LIFE. PIEZAS y PEDAZOS

How to Play Life enmarca 18 años de praxis artística.
Presentación de diferentes piezas que se han ido acumulado en los bordes de un que-hacer insistente, que ha sido, en realidad, un constante pensamiento. Este conjunto amparado ahora por el Espai Colona, lo conforman dibujos, papeles con líneas, formas, anotaciones, pinturas que gravan lo sin-distancia, pinturas sin-presencia, fotografías procesuales que ayudan a pensar extensiones, textos constantes, textos insistentes, formas de decirse. Entre sí, que no hay, trazan erráticos movimientos dentro del Espai Colona, como la percepción de un sólo movimiento, aquel de un dejar hacer, pasivo, inmediado.
“Concibo mi práctica como un proceso en el cual el instante efímero de su manifestación, algunas veces, es más importantes que su posible traza. En tanto que tal, algunas de mis actividades pueden incluso no ser documentadas en absoluto, o pueden quedar existiendo como meras memorias sutiles, entre ausencias y rememorizaciones.” How to Play Life, es la presentación de aquellos procesos, de instantes inexistentes, una exposición de lo que ha hecho, hace, parte, a pérdida.

El miércoles 27 de abril se llevó a cabo un encuentro en Espai Colona con el artista y la filósofa Andrea Soto.

Es Celia Paul, pintora, quien comenta en el documental Lucian Freud a Painted Life que Lucian Freud “knew how to play life”. Con ello quería expresar la capacidad, intuitiva o incluso animal, de Freud para vivir los acontecimientos de su vida. La frase que nombra la exhibición en Espai Colona es la que describe a Freud luego de una situación extrema, una pelea callejera que pierde. En ese estado de intensidad, cuando literalmente le están rompiendo la cara a puñetazos, Freud, dice Paul, sólo se recostó en el suelo, como si “estuviese en la playa, completamente pasivo, como si” lo que estaba pasando “le estuviera ocurriendo a otra persona”. Continúa Paul: “Lucian tenía este tipo de instinto animal para saber cómo jugar (actuar) la vida, realmente”. Es decir, tener la capacidad de dejar hacer, dejarse hacer, ir con, no oponer resistencia a aquello que nos ocurre con uno mismo. How to Play Life, como hacer que se vive la vida, actuarla, y en la actuación de actuarla vivirla efectivamente, “sin-distancia”, pasivamente. Así, esta exhibición, si se puede aún decir esta palabra, es una presentación. Lo que se presenta aquí son piezas y pedazos. Piezas que no completan un cuerpo, y pedazos que han quedado alrededor de cierta actividad. Trozos, retazos, acercamientos, ensayos, olvidos incluso. El Espai Colona, habida cuenta de lo observado sobre él, su condición, rodea estos pedazos como lo que permite su recorte preciso. Estas piezas y estos pedazos son parte de un mismo proceso de pensar. En ese mismo proceso, diferentes materiales circulan como necesidad de ese pensamiento. ¿Qué qué se piensa en ellos?, quizás sería mejor decir, entre ellos, un entre formado sin otra ligazón que mi persona, porque entre sí incluso difieren a tal punto que no necesariamente se entienden como coherentes entre sí. ¿Qué se piensa? Se piensa la pintura, el que-hacer de lo arte, se piensa la existencia, el aparecer, el desaparecer, las circunstancias, medidas, huidas, errancias, por sobre todo, se piensa la errancia, el ser del aparecer de la errancia. Errar, huir, extraña composición la de ir sin objetivo preciso, sino intuiciones, a veces dejar pensar para entonces pensar ahí en ese lugar abierto ciego. A veces ocurre el arte. Estos a veces son hallazgos. A veces no hay nada. How to Play Life es un conjunto de sujetos que insisten. Su insistencia es mínima comparada con otras, pero ello no las hace menos intensas. Su intensidad no apela, sino es una intensidad pasiva, del modo como marcamos a otros con el cuerpo al pasar.

Luis Guerra Barcelona, 2016.

http://www.luisguerra.org/